ORDEN 4 FEBRERO 1994

 

MINISTERIO DE SANIDAD Y CONSUMO

 

PLAGUICIDAS. Prohibe la comercialización y utilización de los de uso ambiental que contienen determinados ingredientes activos peligrosos.

 

El artículo d2S.2 de la Ley 14/1986, de 25 de abril (RCL 1986, 1316), General de Sanidad, contempla la posibilidad de que las autoridades sanitarias esta­blezcan prohibiciones para el uso y tráfico de bienes cuando puedan Suponer riesgo o daña para la salud. De una Corma más específica, el Real Decreto 16211991, de 8 de febrero (RCL 1991,422), por el que se modifica la Reglamentación Técnico-Sanitaria para la fabricación, comercialización y utiliza­ción de los plaguicidas, atribuye, en el apartado 7º de su artículo único, esta facultad limitadora al Mi­nisterio de Sanidad y Consumo, en los casos en que se compruebe que un plaguicida representa un peli­gro para la salud o la seguridad.

En el ejercicio de estas potestades, se dicta la presente Orden, que tiene por objeto prohibir la comer­cialización y uso. De plaguicidas de uso ambiental que contienen compuestos organoclorados y otros ingredientes activos, cuya peligrosidad para el hom­bre está ampliamente contrastada.

Las sustancias cuya presencia en los plaguicidas de uso ambiental ahora se prohibe ya se encuentran irolubidas o limitadas en otros ámbitos. Así, me­diante Orden del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación del l de febrero de 1991(«Boletín Oficial del Estado» de 12 de febrero) (RCL 1991, 387) se prohibió su comercialización y use en los productos fitosanitarios. Igualmente, el  Regla­mento del Consejo de la Comunidad Europea 2455/92/EE, (le 23 de julio (LCEur.1992, 2927), estableció una regulación muy estricta y limitativa en lo que se refiere a 1; exportación e importación, entre otros, de estos productos. Todo ello es muestra evidente de su peligrosidad, peligrosidad que en el caso de los plaguicidas de uso ambiental resulta más evidente, al tratarse de productos utilizados, sobre todo, en ambientes con una fuerte presencia huma­na.

     La presente Orden tiene el carácter de Norma Básica Sanitaria, de acuerdo con lo establecido en el artículo 149.1.16 de la Constitución (RCL 1978, 2836 y ApNDL 2875), y en el artículo 40.2 de la Ley 1411986, de 25 de abril, General de Sanidad.

     En su virtud, oídos los sectores afectados, dispongo:

 

Primero.-Queda prohibida la importación, comercialización y utilización dentro del territorio na­cional de todos aquellos plaguicidas de uso ambientaltal que contenga alguna de las siguientes sustancias:

 

1. Aldrin.

2. Clordano.

3. Dicídrin.

   4.DDT.

5.Endrin.

6. HCH que contenga menos del 99 por 100 de isómero gamma.

7. Heptacloro.

8. Hexaclorobenceno,

9. Canfeno dorado (toxafeno).

10.Arsénico y sus derivados.

11.Estricnina y sus sales.

12.Cultivos microbianos de Enterobacteriná­ceas.

 

      Segundo.-No obstante, como excepción a lo se­ñalado en el punto primero, el Ministerio de Sanidad y Consumo, a través de la Dirección General de Sa­lud Pública, Podrá permitir el empleo ocasional de los mismos cuando se presenten resistencias a otros insecticidas que hagan aconsejable el uso de alguno de los organoclorados prohibidos.

  La autorización de empleo ocasional determinará las aplicaciones y los plazos de utilización de esos plaguicidas.

 

Tercero.-Para el cumplimiento de lo dispuesto en esta Orden, se efectuarán de oficio en el Registro de Plaguicidas de la Dirección General de Salud Pública, las cancelaciones o restricciones correspon­dientes de los plaguicidas que contengan alguno de los ingredientes activos mencionados en el apartado primero.

 

  Cuarto.-La presente disposición tiene el carácter de Norma Básica, de acuerdo con lo establecido en el artículo 149.1.16 de la Constitución y en el artículo 4O.2 de la Ley 14/1986, de 25 de abril, Gene­ral de Sanidad, y se dicta en uso de la facultad atribuida al Ministerio de Sanidad y Consumo por el Real Decreto 162/1991, de 8 de febrero. por el que se modifica la Reglamentación Técnico-Sanitaria de Plaguicidas.